04 Años de presencia infinita…

Muchos creyeron que con su partida moriría también la Revolución y con ella la confianza de un pueblo reivindicado en cada uno de sus logros.  Fueron muchos los que creyeron que su liderazgo se desvaneceria con el pasar del tiempo.  Fueron muchos los que le apostaron a un pueblo que en su tristeza y desconsuelo volvería nuevamente a su letargo y que finalmente la amnesia colectiva lograría reivindicar  frente  a ellos a quienes por décadas mancillaron su dignidad.  Fueron muchos también los que confundieron esa tristeza con debilidad,  simplemente porque no han comprendido que el profundo amor de un patriota..de un revolucionario y de un chavista es el combustible que alimenta esta revolución y que es capaz de trascender más allá de lo tangible..de lo presente..de lo humano…del propio tiempo y espacio.

Han pasado 04 años, 04 años realmente difíciles donde se ha puesto a prueba no sólo la confianza de un pueblo, sino también la lealtad de su militancia..la fortaleza de un proceso y la trascendencia de cada logro. Han sido 04 años de ataques fallidos de quienes siempre han subestimado la fuerza de esta revolución.. Han sido 04 años en los que el Comandante ha trascendido el tiempo y el espacio para guiar esta revolución, cada mensaje,  cada frase, cada gesto cobra vigencia en cada circunstancia..en cada batalla, en cada tropiezo, en cada acierto. El Comandante forjó esta Revolución para crecerse en la adversida, para avanzar a pesar de su ausencia, pero sobretodo dejo un legado para conducirla a la irreversibilidad. 

Mantener vivo su legado es la tarea más hermosa que tenemos los patriotas..pues se trata de ser cada día más humanos…mas humildes…mas auténticos. ..mas comprometidos…pero sobretodo. .se trata de nuestra capacidad de dar..de compartir..de amar esta patria y a este pueblo hasta el último aliento de vida…y mas allá.  

Mantener vivo su l3gado nos convoca a ser cada dia mas revolucionarios, revolucionarios de conviccion pero tambien de actitud frente a la vida..se trata de ser revolucionario en cada una de nuestras acciones…esta en el compromiso con que asumimos cada reto y la fuerza con la que defendemos cada logró de esta revolución. ..porque al final son los logros de un pueblo que se despertó para nunca más aletargarse…un pueblo que rompió las cadenas para nunca más doblegarse…un pueblo que aprendió .a ser protagonista de su propia historia. 

Se trata de ser revolucionario más allá de la palabra, se trata de ser radicalmente chavista…pero no se trata de ser radicalmente intolerante frente a quien piensa u opina distinto, no, se trata de ser radicalmente intolerante frente a quien actúa distinto..frente al fascista que ambiciona el poder..pero también frente al panfletario de camisa roja que contradice con sus hechos la palabra..es ser radical frente a la ineficiencia. .frente a la codicia…frente a la impunidad..frente a la corrupción. ..frente a la explotación. ..frente al maltrato..frente a la desidia..y frente a todo aquello q desdibuja la sonrisa de un pueblo que le entregó sus esperanzas a esta revolución. Queremos ser radicalmente chavistas…pues seamos radicalmente como Chavez..seamos radicalmente leales al pueblo…seamos radicalmente solidarios…seamos radicales en nuestras virtudes y afectos..seamos radicales en la crianza de nuestros hijos..seamos radicales en el ejercicio probo de nuestras responsabilidades..y seamos radicalmente honestos en nuestro amor y compromiso inquebrantable con esta Patria que lo merece todo….estemos a la altura del reto histórico que heredamos como hijos de Bolívar y seamos dignos merecedores del sacrificio y legado del Comandante.

Se equivocan los que piensan que han sido 04 años de ausencia. Por el contrario..han sido 04 años de firme presencia en el actuar de muchos…han sido 04 años de verlo en cada niño con su canaimita. ..en cada adulto mayor con su pensión. ..en cada familia con su vi ienda digna…en  cada triunfo de nuestra generación de Oro..04 años que nos ha mostrado nuestras debilidades y fortalezas y en las que sólo basta escucharlo para ir a su reencuentro..para sentirlo más vivo que nunca…

Anuncios

Los obstáculos de la Izquierda en Latinoamerica -I-

El notable descenso de la desigualdad, la pobreza, el hambre y otros indicadores en países como Ecuador, Uruguay, Bolivia, Argentina y la misma Chile, así como los procesos de Integración que cortaron el cordón umbilical que los ataba al Tio Sam, le ha permitido a la Izquierda Latinoamericana impulsar las grandes transformaciones políticas del continente, sobretodo en esta primera etapa del periodo post neoliberal y en un momento trascendental en el que el capitalismo afronta su mayor debacle desde la crisis de 1929.  No cabe duda, que estas políticas sociales reivindicativas, así como el fortalecimiento de un proceso de intercambio no dependiente de los Estados Unidos le han permitido a nivel Regional constituir una base sólida para enfrentar al monstruo de la restauración neoliberal.

No obstante, también es cierto, que aun a pesar de los procesos de transformación social impulsados por estos gobiernos, ello no ha evitado que hoy por hoy atraviese uno de sus momentos mas críticos. En esta primera etapa del escenario post neoliberal, era de esperarse que el monstruo de la restauración atacara con mayor fuerza.  Sin duda un escenario predecible al mejor estilo gramsciano.  Recordemos que la llegada al poder de la Izquierda fue producto del estrepitoso fracaso de las políticas neoliberales, tanto en lo económico como en lo social, pero también ha tenido que cargar con la nefasta herencia de valores sobre los cuales se erigieron sus sociedades.

Tras su llegada, la Izquierda Latinoamericana debió asumir 03 grandes desafíos: dar un giro radical a la distribución de la renta enfocada en saldar la gran deuda social heredada, consolidar un nuevo orden económico coherente con la lucha antineoliberal y lo suficientemente sólido para garantizar la estabilidad hacia un  crecimiento social sostenible, y por ultimo desmontar las viejas estructuras de poder que durante décadas sostuvieron la hegemonía de los gobiernos neoliberales, a todo ello se sumaba un cuarto y gran desafío, trasformar la cultura de valores heredados y dar paso a una cultura social coherente y concatenada al nuevo modelo de Estado en construcción.

La pregunta obligada, ¿Cuántos de estos gobiernos lograron entender y superar tales desafíos en esta primera etapa post neoliberal?  Entre un país y otro la respuesta varia, vemos como las grandes cúpulas en países como Argentina y Brasil lograron restaurarse en el poder, mientras en Venezuela no cesan en su afán de socavar las bases que sostienen al gobierno del Presidente Maduro, lo mismo que ocurre en Ecuador y Bolivia.

A mi juicio, esta realidad, contrasta con la idea de creer que solo a través de una sólida agenda social y las reivindicaciones que ella conlleva se lograra superar el claro oscuro, pues en estos países, incluyendo Venezuela ha quedado demostrado que el no superar o siquiera afrontar contundentemente cualquiera de los desafíos restantes terminara debilitando sus fuerzas frente a su enemigo habitual.

Ahora bien, lo anterior no significa el Fin de la Izquierda en Latinoamerica, hasta ahora la única alternativa propuesta a estos gobiernos se ubican al lado derecho de la acera con ofertas restauradoras del viejo modelo pero con un corte más represivo. Ante esto, la Izquierda tiene en el despertar de los grandes movimientos sociales su mejor aliado para sostenerse como alternativa al neoliberalismo pero en circunstancias nada convencionales y nada favorables.  La crisis capitalista ha mermado, en el caso de Venezuela en mayor escala, la baja en el precio del petróleo ha sido un duro golpe para la economía, lo que evidentemente sumado a otros factores, colocan a la izquierda en un escenario convulsionado para superar con éxito esta primera etapa del claro oscuro.

Sin embargo, lo positivo de este escenario, es que aun cuando lo viejo no termina de nacer, lo nuevo ya comienza a tener forma definida, y así nos encontramos justo en la encrucijada donde se dejara atrás esta primera etapa post neoliberal y se dará paso a un escenario más sólido, quien lo supere sin duda habrá dado el paso firme hacia la consolidación de la Izquierda en Latinoamérica.

 

 

El recorrido de la Izquierda en Latinoamerica.

La izquierda en Latinoamérica no llegó al poder por obra y gracia del espíritu santo.  En el caso de Venezuela, fue una clara y contundente respuesta al fracaso de políticas neoliberales, traducidas en desigualdad, exclusión, pobreza extrema y corrupción. Sin embargo, en Latinoamérica, el periodo neoliberal había alcanzado su mayor auge encontrando cuna tras la Dictadura Pinochetista, en la corriente Peronista de Menen  en Argentina, en el nacionalismo exacerbado del PRI en México,  mientras que en Venezuela lo crecía acobijado por esa gran farsa social demócrata que no era más que una selecta mezcla entre practicas neoliberales disfrazadas en grandes discursos sociales.

No obstante, lo que parecía ser un largo y exitoso periodo neoliberal rápidamente  se fue debilitando tras la caída de su base fundamental: la Economía, los estamentos económicos que servían de base a las políticas neoliberales fueron cayendo una a una y de manera muy drástica, como el caso de México, Venezuela y Brasil en los 90, seguidos por Argentina un par de años después. Así, se dio paso a la necesidad de un cambio radical, que fuera más allá de un cambio de gobierno o de un cambio de partidos, el toma y dame electoral llegaba a su fin y con él la hegemonía de sus representantes tradicionales.

Es así, como la izquierda silenciosa y adormecida experimentó su renacer con la llegada del Comandante Hugo Chávez Frías, el hombre que en el 92 había despertado a todo un pueblo y que a partir del 98 despertaría a Latinoamérica y a muchos países del mundo.  Surge así la nueva alianza de Izquierda en Latinoamérica bajo la visión integracionista de Hugo Chávez de conformar un gran Bloque  Internacional lo suficientemente sólido para superar la etapa post-neoliberal y enfrentar a los padres de esa criatura.

No cabe duda, que estos gobiernos neoliberales solo eran las pequeñas marionetas del imperio, un imperio que iba perdiendo piezas a manos de un proceso social que atravesaba su mejor momento. El mapa en Latinoamérica cambiaba su color tras cada elección, los pocos gobiernos de derecha pasaban simplemente inadvertidos tratando de sobrevivir a los estragos de la crisis capitalista.  Aquella recordada frase “No cambiemos el Clima, cambiemos el Sistema” llevo un mensaje claro y perfecto, pronunciado desde el propio corazón de la bestia.  Fue una invitación sencilla que se fusiono con una necesidad histórica de cambio.

La izquierda en Latinoamérica ha tenido grandes logros sociales, saldó grandes deudas históricas, disminución de la pobreza extrema y del hambre, de la mortandad infantil, del analfabetismo, de la deserción escolar,  el crecimiento abrumador de la inversión social , sin duda, logros que no pasaban inadvertidos para un mundo cada vez más golpeado por el sistema neoliberal.

Decía Gramsci,  “El viejo mundo muere y el nuevo tarda en nacer, en ese claro oscuro surgen los monstruos”.  Una frase muy significativa que traduce en hechos su vigencia,  lo nuevo pugna por nacer, por sostenerse a sí mismo, por tomar una forma sólida y tangible,  pero la realidad es que lo viejo no termina de morir y lucha ferozmente por mantenerse con vida, por restaurarse, en ese claro oscuro donde surgen los monstruos es predecible el lado de la historia que ocupan y a quien tributarán fuerzas. La realidad de la izquierda en Latinoamérica, es que no ha terminado de nacer y tampoco lo viejo terminó de morir, y en ese claro oscuro, la derecha ha sacado partida y ha retomado espacios, caso Argentina, Brasil, Honduras, Uruguay y los constantes ataques a la institucionalidad en Venezuela que han socavado la estabilidad del gobierno revolucionario.

La realidad para la izquierda en Latinoamérica es que aun en el poder, aun con sus logros, siguen pisando un terreno peligroso, dejar atrás gobiernos neoliberales, no implica que hayan muerto, por el contrario en plena etapa post neoliberal es donde los monstruos toman mayor fuerza, pues son herederos obligados de sus nefastas políticas y de su despreciable cultura social. No cabe duda que la Izquierda Latinoamericana enfrenta su etapa más difícil desde su ascensión al poder, pero ello no significa que se esté acercando a su final, ni siquiera en aquellos países donde ha perdido espacios. El caso de Chile por ejemplo, aun cuando ideológicamente sus políticas no se enmarcan en un modelo netamente de izquierda, la realidad es que pudo arrebatarle el poder a la derecha que le sucedió en su primer periodo, al tiempo que el retorno de la derecha ha venido marcado por políticas radicalmente contrapuestas y mucho más represivas que la de sus predecesores, como el caso de Macri en Argentina.

Los alcances integracionistas liderados por el comandante Chávez demostraron al mundo que era posible construir un nuevo modelo político y económico sin la anuencia de los Estados Unidos.  Asimismo, la nueva visión de Estado con una marcada tendencia anti neoliberal y sus inobjetables logros sociales ha convertido  a la izquierda latinoamericana en un gran bloque de fuerzas pero también en el motor impulsor de grandes movimientos sociales en el mundo.

En el escenario latinoamericano, el claro oscuro se define sin duda alguna en la confrontación de modelos antagónicas, una izquierda que pugna con superar los embates de la etapa post neoliberal y desmontar la herencia nefasta que le tocó asumir y una derecha que lucha ferozmente por restaurar aun con más fuerza el viejo modelo neoliberal, aunque para ello deban valerse de prácticas fascistas, falsos discursos de reconciliación nacional o gastados disfraces de socialdemócratas.

2017…

​Este año que comienza exige de nosotros un alto compromiso patriótico…sera un año de lucha y de grandes batallas en la que se pondrá a prueba la lealtad de un pueblo hacia un proceso reivindicativo, hacia un proceso que a través de sus grandes logros sociales les ha devuelto la esperanza y la posibilidad de ser protagonistas de su propia transformación.  Pero tambien se pondra a prueba la lealtad y compromiso de quienes estan llamados a defender la revolucion desde cada espacio de gobierno, desde sus instituciones,  esos qie deberan asumir el rol protagonico desde cada instancia, la lealtad definida desde el actuar cotidiano, el compromiso traducido en acciones concretas y tangibles que dignifiquen y se conviertan en ejemplo andante de la Revolucion. 

 Sera un año de definiciones, donde no habrá espacio para las equivocaciones, donde el ensayo y error dejan de  ser opcion, donde entre vencer o morir, vencer es el único camino posible. Donde no hay espacio para la duda porque se requiere la firmeza y el coraje para tomar decisiones difíciles. Sera el año de las R, de revisar lo que hicimos bien y lo que hicimos mal, de Rectificar las fallas y de Reimpulsar con mas fuerza un proceso histórico que ha alcanzado  su momento definitivo.  Un Reimpulso que defina el claro oscuro y termine de ganarle la batalla al pasado, que termine de enterrar esas viejas estructuras mentales que han entorpecido nuestro camino. Es el momento de reinventarnos en las estrategias…de Repensar las condiciones..de Renovar las practicas..de Reafirmar el compromiso…de Revitalizar la Revolución y Reivindicar su esencia.

Sera un año de mucha critica, de mucho ataque, pero también deberá ser el año de la autocrítica profunda y honesta, esa que nos permita evaluar minuciosamente cada error cometido  y cada acierto, una autocrítica real que lejos de convertirse en autoflagelo nos deje un verdadero aprendizaje.

Sera el año de sumar, pero no solo de sumar votos, es el año de sumar voluntades para la construcción y la transformación. Debe ser el año de la verdadera unidad de los patriotas, la verdadera, la sincera,  no hay espacio para corrientes personalistas, no hay espacio para el individualismo, no hay espacio para la hipocresía y menos para los falsos mesías, el rol protagónicos es de un pueblo, el rol protagónicos es colectivo, pero debemos nadar todos en una misma dirección y tras un mismo objetivo que sea superior a nosotros mismo. Para ello requerimos claridad, claridad para definir prioridades pero sobretodo claridad para saber a donde vamos y que queremos lograr.  Claridad para identificar a nuestros enemigos, los externos pero también los internos.  Claridad para saber a quien debemos sumar y a quien debemos dejar ir, claridad para forjar alianzas favorables pero también aquellas que sean perdurables y que realmente aporten a la consolidación de un proceso y no a un momento pasajero. Este sera un año para saber de que estamos hechos, para medir lealtades, definir voluntades, pero sobretodo para luchar en colectivo por el país que queremos.

Tal y como predijo el comandante Chávez, no faltaran los enemigos de la patria que quieran aprovecharse, ante ellos debe prevalecer la Unidad de los verdaderos patriotas y revolucionarios…la Lucha constante por defender un proceso  duramente golpeado desde todos los flancos externos e internos, la Batalla permanente de las ideas que definan el camino y la coherencia entre el discurso y la accion y al final la gran Victoria que nos conducirá a la consolidación e irreversibilidad del proceso y que al final garantizara la victoria de la Revolución en cualquier espacio…en todos los tiempos y ante cualquier circunstancia.

Cómo nace un Gestor?

​Muchas veces nos preguntamos de donde nace un gestor? Un gestor nace de las circunstancias que nosotros mismos propiciamos.  Nace de la indiferencia, nace del maltrato, nace del burocratismo, nace de la falta de claridad…en fin, es la mezcla letal de muchas condiciones las que dan origen a esta figura.

Hay dos clases de gestores, uno de ellos, el que amparado en la Ley hace tramites en nombre  de un tercero y asume todo él recorrido macabro que implica hacer un tramite. El otro, quien se aprovecha de las vulnerabilidades del sistema para extorsionar, corromper, falsificar,  con el objeto de eludir los canales regulares.

Como Estado y como Gobierno somos responsables directos de ambas categorías de gestores y durante décadas hemos tratado de combatirlos, de manera infructuosa vale decirlo, haciendo uso de mecanismos de control y sanción que han fracasado totalmente en su objetivo. La razón? Simple…si enfocamos mal el problema y su causa, cualquier mecanismo que utilicemos para revertirlo sera fallido.  Einstein lo decía, no podemos esperar resultados distintos si seguimos haciendo lo mismo.

Enfocamos mal él problema cuando creemos que el gestor es el problema y mas aun cuando pensamos que el gestor es un delincuente que nace por ósmosis.

El verdadero problema radica en nuestro propio enfoque de la situación, el verdadero problema esta en esas circunstancias y condiciones que nosotros mismos propiciamos…esta en la falta de claridad para comprender que la gestoría se combate con eficiencia, que en la medida que nuestra capacidad de respuesta sea mas efectiva, menos necesidad tendrá un usuario de recurrir a un gestor, que en la medida que un tramite sea mas accesible a cualquier usuario menos necesidad habrá de recurrir a un gestor..  comprender que no se trata de combatir a un gestor sino de combatir las causas  que lo genera .

Es triste ver cómo nuestras instituciones  invierten  tiempo y recursos  en generar mecanismos de control. Dedicamos tiempo valioso en robustecer los sistemas para limitar sea vulnerado,  nos inventamos procedimientos limitantes con la ingenua intención de limitar el acceso a los gestores cuando en realidad ese tipo de medidas los potencia aun mas, pues limitamos el acceso de gestores y a su vez limitamos el acceso al usuario común.  Así terminamos haciendo una gestión en función del gestor y no en función de nuestros usuarios. Lo que conlleva a fortalecer ese espíritu burgués del burocratismo que bien lo decía el Che pone a nuestras instituciones al servicio de las elites, permitiendo el acceso a los privilegiados que tienen como pagar a un gestor y que a su vez tiene como extorsionar o corromper a un funcionario haciendo inútiles todos nuestros controles, mientras limitamos el acceso del pendejo que no tiene ni donde caerse muerto y que deberá soportar todo el viacrusis con la esperanza de hacer su tramite.

El gestor, en cualquiera de sus categorías, viene al final a suplir una función del Estado y sus instituciones que obviamente no esta siendo cumplida con efectividad, eficiencia ni eficacia. Asi, vemos como nosotros mismos convertimos al gestor en una opción valida y justificada para el usuario, y hasta indirectamente pagamos su nomina interna que supera con creces la nuestra sin necesidad de tanto aparataje y burocracia. 

Consciente o inconscientemente, con nuestras acciones, cedemos a los gestores nuestro propio espacio, y nos desgastamos inútilmente en una guerra sin cuartel en la que siempre seremos derrotados mientras sigamos asumiendo una acción reactiva y no preventiva, mientras sigamos reaccionando al problema y no ataquemos las causas, mientras el burocratismo, en todas sus formas sea nuestra herramienta de gestión no veremos resultados distintos.

El Che en su ensayo Contra el Burocratismo nos advertía sobre algunas de las causas de este flagelo, entre ellas la desconfianza en los cuadros medios que provocaba la centralización en la toma de decisiones.  Y ciertamente, en nuestro caso particular es evidente como esa desconfianza en quienes ocupan el ultimo nivel de la estructura nos lleva a tomar decisiones nocivas..aisladas de la realidad del tramite, decisiones que se toman desde una oficina sin tomar en cuenta a quienes aguas abajo  tendrán que lidiar con ellas.  Y es así, como nace también la resistencia al cambio e incluso eso que llaman el saboteo interno sobre acciones de las que ellos no son parte. Esto va concatenado a eso que el Che llamaba falta de motor interno, producto de esa arrogancia jerárquica, muy al estilo burgués por cierto, que asume a los funcionarios de escalas inferiores justamente como inferiores, como esclavos de una jerarquía que toma decisiones de las que ellos no son parte, excluyéndolos a su vez de todo ese aparataje, en consecuencia jamas asumirán su tarea con sentido de pertenencia, estarán allí para cumplir ordenes pero no para servir al usuario, no para mejorar, no para dar mas allá de lo que el horario y el cargo les permite, entonces se asumen como maquinas de trabajo dispuestas para dar un resultado determinado y no como servidores públicos que deberían ejercer el rol protagónicos de su prpioa institución.  Mas aun, los convertimos en zoombies laborales incapaces de ver o sentir la necesidad de un usuario sin advertir que al final son ellos la cara visible del ministerio, del gobierno y de la propia revolución. No podemos seguir ahogados en esa cultura se desconfianza colectiva que nos ha llevado a perder la fe en todos..que nos ha llevado a creer que todos son culpables hasta que demuestren lo contrario…que nos ha llevado a creer que debemos cuidarnos de todos…y así caemos en eso cultura burocrática del papel..siempre un papel por delante…siempre todo por escrito…terminamos siempre dependiendo de una orden escrita que active todo el aparataje humano sin importar cuanto tarde ese recorrido,  sin importar cuanto se retrase todo solo porque el canal del papel no se cumplió debidamente… 

No podemos seguir desgastándonos inútilmente en perseguir gestores o inventandonos mecanismos para limitar su acceso..un gestor no puede seguir marcandonos la agenda, una gestión revolucionaria debe ante todo enfocarse en servir al pueblo, en ser accesible a los mas vulnerables, debe orientar todos sus esfuerzos a alcanzar la verdadera eficiencia y esto solo se logra en la medida que seamos capaces de asumir el verdadero reto de erradicar esa cultura burocrática que heredamos y bajo la cual fuimos formados, esa cultura burocrática que sigue enquistada en las oficinas de los ministerios, esa que sigue marcando la toma de decisiones y la forma de hacer las cosas…de nada sirve fusionar ministerios o cambiarles el nombre si a lo interno seguimos las viejas practicas cuartianas…una gestión revolucionaria debe responder a los principios y valores de una revolución..transformar..derrumbar las viejas estructuras y construir las nuevas, pero principalmente cambiar la manera de asumir las cosas derrotar el burocratismo mental que nos lleva a creer que se puede hacer una revolución sobre los escombros del pasado…cuando seamos capaces de entender que pueblo y gobierno son uno solo..que todos, mas allá de un cargo o una responsabilidad somos parte de ese mismo pueblo que estamos llamados a servir, y que ese rol protagónicos que hemos asumido en lo político debemos asumirlo e incentivarlo en cada espacio, cuando dejemos atras esos viejos estereotipos de estructuras lineales, no es horizontal ni vertical, somos un todo…somos uno solo..y cada decisión debe tomarse en función de todos..entonces estaremos dando los primeros pasos hacia la verdadera revolución….solo así las,gestiones perduraran mas allá de un cargo..mas allá de un director o ministro porque,al final sera una gestión de todos que todos defenderán y por la que todos trabajaran.

OPOSITORES.. OPOSICIONISTAS Y ESCUALIDOS. .

​Estando en la oposición aprendí que hay “opositores” “oposicionistas” y “escualidos”…una distinción que en mis primeros años adversando las políticas de gobierno me parecía innecesaria pero que al cabo de los años y gracias a algunos camaradas fui comprendiendo que era la génesis de toda confrontación estéril. 

Ante nada…profeso mi respeto a los opositores. .esos que tienen sus razones para adversar al gobierno y que igualmente respeto aunque no las comparta o aunque compartiendo su crítica no avale su camino…esos opositores que patean la calle…esos que desde el barrio o la urbanización asumen su rol y trabajan para resolver los problemas de las comunidades…esos que tienden la mano al que lo necesita pero que también se convierten en multiplicadores de Buenas acciones…a esos no se les ve en entrevistas, ni en portadas de periodico, cuando mucho se les verá haciendo bulto silencioso detrás de algún dirigiente…esos que van casa por casa con su 1×10 y que en cada elección salen a buscar a sus electores como quien lleva niños al colegio…ese que madruga para cuidar una mesa electoral o prepararle el cafécito a sus compañeros …esos tienen mi respeto y estoy segura que también el respeto de nuestro Presidente.

Pero también está el oposicionista. ..básicamente lo encontramos en gran parte de la dirigencia. .. ese a quien parece haberles coartado parte de su libre discernimiento…ese que niega cualquier acción positiva del Gobierno…ese que no ve mas allá del listado de críticas. ..ese que solo hace mella en los errores mientras se hace el ruso frente a los  aciertos pero que resulta incapaz de hilar aunque sea una solución propia y que prefiere plegarse a las opciones de la MUD…esos a los que no les está permitido opinar más allá de lo que dice el acuerdo aunque sepan que es una barbaridad…esos que luego andan lanzándose cuchillos con unos y otros para desprenderse de los errores pero q luego salen a posar en la foto…esos que puertas adentro advierten sus errores mientras venden su imagen de perfeccion…esos  que en primarias destruyen sin misericordia a su adversario y que luego lo venden como el candidato ideal..esos oposicionistas que tienen voz sólo para repetir la cartilla…y que les da igual estar en una asamblea en la Yaguara  que en Cata porque para ellos todos son iguales…todos representan lo mismo…un voto.     A ellos no les importa el problema de cada familia..a ellos solo les importa su problema que es salir del gobierno y su trabajo es convencer al elector de que tienen un problema común. 

Y por último. .esta el escuálido. .el escuálido tiene la particularidad de desconocer ambas realidades…es decir..no conoce la realidad del gobierno ni la de la propia oposición. . Estos son los más radicales…A esos generalmente los ves en Twitter o en Facebook lanzando maldiciones y amenazas contra el gobierno y contra todo aquel que se diga afecto al gobierno o que ose apoyar tan siquiera alguna de sus acciones.  El escuálido es el crítico más rudo que tiene la dirigencia opositora cuando pierde una elección. ..son los primeros en llamar a incendiar las calles mientras se toman un whisky pa pasar el trago amargo de la derrota…el escuálido no duda en señalar los errores cometidos…pero tampoco hace nada para evitarlos…Su lucha se mide en megas…Su liderazgo se mide en likes y RT. .y su aporte en maldiciones y amenazas a los chavista….a esos no los verás en un barrio…o en un casa X casa…ni los verás movilizando gente para votar…a ellos los verás tomandose un  selfie con su gorra tricolor en el aeropuerto o en el centro comercial.O lanzando consignas desde un  concierto o un juego de béisbol. ..Los verás en las marchas que convoca la oposición para tumbar al gobierno tomándose foto con su dirigente favorito…. ellos son capaces de hacer viral las declaraciones del “ex presidente de Francia Tony Blair” o de suplicar al Vaticano una intervención extranjera…a veces creo que llegarán a confundir la carta interamericana con la carta al niño Jesús y juran que el monarca del imperio es Mickey Mouse.. son capaces de tumbar puentes y matar gente a punta de falsos rumores que hacen virales…e incluso pueden llegar a caer tan bajo de hacer una oda a la muerte de algún chavista.  Desean la muerte de los chavista como si estuvieran dando el feliz año…pero irónicamente llenan sus muros de oraciones y súplicas a Dios y a todos sus santos por la “liberación de Venezuela” de este terrible  yugo…de una atroz dictadura que les coarta su libertad de expresión y  que hasta les permite mentarle la madre al presidente públicamente. .una dictadura tan cruel que les permite convocar marchas para tumbar al gobierno y en las que su abnegada dirigencia suele dejarlos como novia de pueblo…

Esos son los escuálidos. ..de esos tengo cientos de seguidores en Facebook. .ese es su principal puesto de comando…parecen tener un sensor que les avisa cuando escribo algo que a ellos no les parece y de una lanzan su artillería. ..critican y juzgan como si a uno le importara su opinión. .. 

El escuálidismo comenzó como una moda…en aquellos tiempos cuando el Presidente Chávez marcaba la agenda..yo llegue a considerarme escuálida por un buen tiempo, lo admito, hasta que gracias a Dios Carlucho me aclaro las distintas categorías y yo elegí la mía. ..opositora más no oposicionista…y si..me opuse a muchas situaciones y decisiones que me parecieron equivocadas… critique de más aquello que a simple vista no me parecía. .tenia un amigo chavista al que solía sacarle la piedra con mi críticadera pero que me enseñó a ver más allá de mi propia idea de las cosas…me enseñó a indagar la verdad y a pensar en colectivo y no desde mi propia zona de confort…gracias a ellos transite de vuelta a esta acera…donde puedo opinar… criticar… pero eso si..también construir y trabajar para enmendar los errores y fortalecer los aciertos.

A los Artistas de mi país…

Confieso que cuando leí sobre la marcha de los artistas contra la violencia pensé que solo era una más de esas cargadas de emotividad pero carente de propuesta, esas que convocan a la misma gente para decir las mismas cosas pero que no trascendería más allá del show mediático.

Afortunadamente debo reconocer que me equivoqué y que esta vez los artistas dieron un paso al frente que pocos en la dirigencia política opositora se han atrevido a dar, ir mas allá de la simple protesta, de la banal, la vacía, la que comienza con fuerza pero que termina en una tarima.  Me alegro ver que esta vez la marcha estuvo acompañada de una agenda de peticiones y que el parlamento cumplió con el deber de recibirlos y escuchar sus planteamientos.

Sin duda los artistas han tenido una participación muy activa en el escenario político del país, lamentaría mucho que no fuera así, pero si algo hay que endosarle a este gobierno es haber sacado a mucha gente de sus espacios e involucrado en la dinámica del país.  Cada cual ha fijado posición y los que no igualmente se han visto envueltos en esta telaraña de confrontaciones. Lo cierto es que en esta marcha un grupo de ellos se hicieron eco de un clamor colectivo, de una preocupación colectiva que aunque se manifieste de diferente manera o se matice de otro color, se sustente en otro argumento, igualmente, se erige como un problema común: la violencia.  Violencia que hace par de días acabo con la vida de una artista…de una familia..de una venezolana…de un ser humano, condición que nos envuelve a todos mas allá de los colores y las diferencias políticas.   Cuando se hace un llamado a no politizar el hecho, no es un llamado a no indignarse o no atribuir responsabilidades o a no reconocer el problema, cuando se hace un llamado a no politizar, es a no desviar la atención del problema de raíz, es un llamado a no seguir regando el arbol de la violencia, es un llamado a respetar el dolor ajeno y a no empañarlo  con la manta de la intolerancia, es un llamado a no sumarnos a quienes han deshumanizado el sentido de su lucha ni a fortalecer a quienes olvidaron el valor de la vida. Es un llamado a unirnos, sobre nuestras diferencias para enfrentar un enemigo común y que nos llama a actuar.

Realmente quisiera que esta marcha fuera aún más allá, mas allá de los intereses personales, las discordias, las divisiones y que realmente lograra unir a los artistas, a todos, los buenos, los malos, los reconocidos, los de utilería, los rojos, los azules, los nini, ante un flagelo que nos golpea a todos y al que ellos también han sucumbido: la violencia.

Hoy el gremio artístico está dividido, entre quienes quisieron apoyar este proceso revolucionario y los que siempre se han mantenido en la oposición. Esta división ha provocado enfrentamientos nunca vistos en el gremio pero que desafortunadamente se han vuelto cotidianos en nuestro país.

Yo al igual que muchos me opuse enérgicamente al cierre de RCTV, no por defender los intereses de sus dueños sino por lo que representó para el país 53 años de trayectoria. Yo fui una de tantas que creció viendo sus comiquitas, sus novelas, sus programas de denuncia, fui una de tantas que quiso ser Ana Vaccarela, pero también soy de las que tiene claro el rol que han jugado los medios, no solo RCTV, en la degradación de nuestra cultura social.

Nuestros medios deben ser en esencia herramientas de construcción social…generadores de conciencia llamados a fortalecer la cultura de un pueblo a través de su capacidad de difusión masiva. En Venezuela, desafortunadamente, hace décadas que los medios olvidaron su rol constructor convirtiéndose en plataforma de antivalores y deformadores de nuestra cultura, eludieron la función de educar al televidente y usaron su poder disuasivo para venderles conductas inapropiadas, para transmitir antivalores, para promover el consumismo que ayudaron  a fortalecer la cultura capitalista, pero se negaron a usar ese poder en función de desmontar los vicios que poco a poco se iba consumiendo a nuestra sociedad.

Los artistas, pertenecientes a estos medios, aun sin hacerse participe también permitieron esto, al final la degradación social terminó arrastrando a nuestros medios y alimentándose mutuamente, ante esto nadie hizo nada, por el contrario todos jugaron al rating sin darse cuenta el daño que por acción u omisión estaban haciendo.

Ver niños que quieren ser algún personaje de aquellas narconovelas que transmitían cuando no tenían idea de quien carajo era Rafael Urdaneta debió llamarlos a la reflexión, cuando nuestras niñas dejaron de pedir viajes o fiestas para su regalo de 15 a cambio de un implante de senos, debieron notar que algo no andaba bien, cuando los programas de humor comenzaron a hacer gala de mujeres con cuerpos esculturales con tan poca ropa como su libreto debió llamarlos a la reflexión, cuando las historias de novela dejaron de lado el mensaje para convertirse en culebrones, debieron advertir que ese era el reflejo de la sociedad que estábamos construyendo y para la que estaban trabajando; solo bastaba pasarse un día de semana viendo televisión para darse cuenta que nuestros hijos estaban expuestos a una programación que transmitía hasta 5 novelas  o más en una tarde, casi todas extranjeras, que en la programación de nuestros flamantes medios privados ya ni tarde de comiquitas había, y que tampoco nada educativo ofrecían.  Pero al parecer nadie notó esto, ni los de adentro ni los de afuera, nadie advirtió el trabajo que venían haciendo los medios con la psiquis de nuestra sociedad, o simplemente prefirieron hacerse de la vista gorda.  Y solo me he referido a los audiovisuales por que hablar de los pasquines amarillistas de gran circulación y que alcanzan sumas millonarias en ventas amerita otra entrada.

Entonces es allí donde nuestros artistas deben accionar…todos tenemos algo que aportar a esta lucha contra la violencia, no solo en una marcha, no solo ante un micrófono o una cámara o desde las tablas del teatro, ustedes como artistas desde su posición pueden hacer mucho más.  Pueden exigir de sus propios medios que evalúen su programación, sean contralores conscientes de lo que transmiten, utilicen su talento no solo para representar un rol de novela, asuman también el rol social necesario para ayudar en esta cruzada, organicen talleres para los jóvenes, así como se organizan clínicas para los que quieren ser deportistas, dicten ustedes talleres para quienes quieren ser artistas.  Promuevan la formación de artistas integrales, con valores,  fomenten el arte en cualquier espacio, llévenlo a las comunidades, que el teatro y la televisión salgan a la calle a mostrarle su talento a la gente.  Sean garantes de que nuestros medios utilicen sus espacios para promover valores, ustedes más que nadie háganse sentir dentro de esos medios que ustedes mismos nutren.  No hay que esperar que el gobierno promueva una campaña de conciencia, créenla ustedes mismos. No se requiere de una política de estado para que ustedes utilicen su talento en pro de una mejor sociedad, no se requiere un decreto de gobierno para que los medios tomen conciencia sobre su programación, si son imagen para vender un producto pues que ese espacio y talento sirva también para llevar un mensaje positivo, que nuestras cuñas, nuestra programación, nuestras novelas, lleven siempre un buen mensaje, ese pueden hacerlo ustedes.

Basta ya de criticar, de decir, de protestar, de culpar y de no hacer…ustedes, cada uno de ustedes puede hacerlo, tienen con qué y lo más importante, mucha gente los sigue y en esto seguro también los seguirán.

No podemos combatir la violencia mientras insultamos y apabullamos a quien piensa distinto, no podemos exigir respeto si no respetamos a quien piensa distinto y ello pasa por reconocer y aceptar que cada cual tiene derecho a asumir la posición política, religiosa o sexual que le parezca y por las razones que sea sin ser atacado en su integridad ni desmeritado su talento por ello.  A los que están en esta acera oficialista y son parte del Movimiento por la paz y por la vida les diría que se debe profundizar en ella y abarcar aún más, seguir sumando gente, sin resentimientos, sin discordias, sin reproches y avanzar. A quienes se han sumado a esta iniciativa aun sin apoyar al gobierno, mi más profundo respeto y admiración, igual para aquellos que prestan su talento para apoyar cualquier iniciativa positiva y que continuamente terminan envueltos injustamente en la vorágine de intolerancia que impera en ambas aceras.

Creo que ya es hora de dejar a un lado las diferencias, las discordias, los resentimientos, las viejas rencillas y debemos todos dar un paso al frente, no para complacer a un gobierno, o a una oposición, ni siquiera a los medios o a su audiencia…debe hacerse por el país, por los venezolanos todos.

Creo profundamente y soy admiradora eterna del gran talento artístico venezolano, y quiero creer también en la verdadera voluntad de nuestros artistas para luchar contra la violencia, ya en esta lucha todos somos necesarios.