Las entradas que nunca salieron..

Revisando mi Blog, me he encontrado con un grupo de entradas de vieja data que quedaron en el aire y que por razones diversas nunca fueron publicadas…algunas por falta de tiempo, otras porque no supe como  terminarlas.  Lo cierto es que aunque el tiempo haya pasado siento la necesidad de publicarlas, algo asi como salir de ellas para no dejar pendientes…

Esta fue posterior a las elecciones presidenciales del 07 de octubre…

“Confieso que justo al día siguiente  de la proclamación de Henrique Capriles como candidato de la Unidad le manifesté a Pablo que no me agradaba eso de montarme en autobús, no obstante su respuesta fue tajante y categórica, “en ese bus nos tenemos que montar TODOS”.  Sin duda ese fue un llamado de atención claro y preciso que no admitía interpretaciones y mucho menos  hacer uso de mi libre albedrío que hasta entonces había sido el bien más preciado y respetado de mi militancia en UNT.

Desde ese momento comenzó mi lucha interna por definir lo que entonces debía imponerse, mi lealtad hacia el líder de mi partido y los lineamientos y acuerdos que en nombre de todos sus militantes habían adoptado, de fotma inconsulta ademas, mi lealtad hacia mis principios y mi limitada formación ideológica, que al final se traducían en lealtad hacia los principios que ironicamente inspiraban a UNT, escudarme en mi instinto de supervivencia y seguir las directrices de mi jefa también vinculada a la Campaña del Comando Venezuela, o plegarme a la idea de muchos de dejar atrás todo el tema de la disciplina, la ideología y esas pendejadas y enfocarme como en la sola idea de salir de Chávez.

No fueron unos meses fáciles, porque la verdad esa lucha interna me desgastaba, me frustraba, me limitaba y hasta me hacia mas bipolar.  Lo bueno de todo esto es que al final este proceso sirvió para reafirmar mis propias convicciones, esas que no dependen de unos estatutos partidistas ni mucho menos están supeditadas a los lineamientos impartidos e impuestos por la dirigencia.

A partir de entonces se imponía la necesidad de cuidar mis palabras, de manejar con mano zurda mis ideas para no herir susceptibilidades ni comprometer a quienes en mi entorno  si tenían clara su posición de apoyo irrestricto a Capriles. Fue un duro proceso de auto imposición de cortapisas en las que miles de ideas una vez escritas terminaron guardadas en mi lista de borradores. A pesar de la situación, en ocasiones me permitía un poco de honestidad, quizás no para atacar a Capriles como muchos lo interpretaron sino para desahogarme, a eso también tuve que bajarle 2, cada comentario de ese estilo provocaba un llamado de atención de mi jefa o despertaban la intolerancia de muchos compañeros que terminaban señalándome de chavista.

Esta situación me obligo a callar un poco mis pensamientos, si, pero también me permitió conocer en profundidad esa acera a la que pertenecía, verla y analizarla desde otra perspectiva, pude ver en esencia en que nos habíamos convertido, pude ver con claridad realidades y comportamientos que muchas veces absortos en nuestro propio fanatismo dejamos pasar por alto y entonces descubrí algo interesante,  descubrí esa razón hasta entonces inexplicable, al menos para mí, de por qué existen tantos NINI en mi país, pero también entendí porque en mi país luego de 14años y de un  Gobierno con muchas fallas Chávez sigue siendo Presidente y sobretodo porque luego de 14 años la oposición sigue siendo derrotada electoralmente por una mayoría electoral que pareciera disminuir en la misma medida que se crece. Sin duda ese  afán de querer ver más allá de lo simple, de querer ver más allá de lo que todos ven, me permitió ver con claridad el panorama electoral, comprender los resultados mas allá de los números y finalmente mandar todo al traste y votar por quien yo quisiera y solo respondiendo a mis propias razones.

Habían pasado 05 años, 10 meses y 3 días desde aquel 03 de diciembre de 2006, fecha de la última elección presidencial. Podría decirse que en 05 años y unos cuantos triunfos electorales las circunstancias serian distintas a las de entonces, podría esperarse que en ese tiempo la oposición como sector político hubiese aprendido de sus propios errores y los habría rectificado. Desafortunadamente, a mi juicio, las circunstancias no mejoraron, el panorama electoral era prácticamente el mismo. Quizás con una marcada diferencia en la actitud pero no en los objetivos, pues  nuevamente estaban frente a un proceso electoral presidencial, no para elegir a un Presidente sino para sacar a Chávez del poder.  Muchos creerán que es lo mismo y no, no lo es, aquí no se estaba eligiendo a un presidente, aquí la mayoría no salía a votar por el mejor programa de Gobierno o por el candidato más convincente durante la campaña,  aquí muchos ni siquiera votaron por “Capriles” y sus cualidades, aquí muchos simplemente salieron a votar en contra de Chávez y les daba igual, les valía madres quien carajo fuera el otro candidato.  En pocas palabras, en todo este tiempo, y no me cansaré de decirlo, se empeñaron en ser simple oposición y se olvidaron de ser y construir una verdadera alternativa, una alternativa solida capaz de competir con una gestión de gobierno que a pesar de sus grandes fallas se da el tupé de conservar una mayoría electoral que lo mantendrá en el poder 06 años más y los que vengan.

A partir de los resultados, cada quien conforme a su criterio fue exponiendo las razones de la derrota, cada cual sacó sus conclusiones y cada cual señaló a los culpables. Para variar el típico grupito cuya única teoría electoral es el FRAUDE del CNE, para otros la típica frase de “Capriles se vendió…ganó pero negoció su triunfo, por dinero o para evitar derramamiento de sangre”, otros culparon a la MUD y a Capriles, luego de repetir como loros cada una de sus consignas y darse golpes de pecho en nombre de la unidad, otros culparon a los jefes de campaña por no hacer el trabajo…otros culparon a los testigos, otros simplemente prefirieron culpar a los chavistas por “brutos, ignorantes” y cualquier otro epíteto ofensivo que les permitiera justificar porque más de 9 millones de venezolanos votamos por Chávez. Total, la historia de siempre después de cada derrota electoral, la respectiva repartición de culpas, el discurso repetido de perdimos pero somos mas y bla, bla, bla…repeat again!”

Lo curioso de estas entradas viejas que voy publicando, es que siento que ninguna, a pesar del tiempo transcurrido ha perdido vigencia,,,

 

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: