SOBRE EL CHIP…YO LE RESPONDO SEÑOR PRESIDENTE…

El pasado sábado el presidente Hugo Chávez estuvo en Maracaibo liderizando una concentración en el marco de su Campaña Electoral. Durante el acto y entre tantas cosas que dijo 02 cosas llamaron mi atención o mas bien 02 preguntas que lanzó al público presente y que ninguno se atrevió a responderle, sea por miedo o desconocimiento, lo cierto es que ante el silencio de sus seguidores, pues yo me tomaré la molestia de hacerlo, de responderle, no como opositora o chavista, sino como ciudadana venezolana, zuliana y marabina.

01 pregunta: Si alguien aquí no está de acuerdo con el chip venga hasta acá y explíqueme por qué no están de acuerdo?

Pues le diré comandante…
Tal y como lo ha manifestado usted y otros funcionarios de su Gobierno, se ha decidido implementar un chip o tag como medida para enfrentar y acabar con el contrabando de gasolina en los estados fronterizos porque es precisamente el combustible que se expende en estos Estados los que se transportan, en nuestro caso, a la República hermana de Colombia de manera ilegal. Esto ocurre, y para nadie es un secreto, porque el bajo costo de nuestro combustible, fijado en 0,97 bolívares el litro de 95 octanos y en 0,80 la de 91 octanos, resulta mucho mas barato que un cepillado o una botella de agua, esto hace que su comercialización resulte un negocio bastante lucrativo que permite involucrar y beneficiar a mucha gente ya que puede venderse a un precio muy atractivo para el consumidor extranjero, dado que el precio oficial de la gasolina en países como Colombia puede llegar a costar hasta 40 veces más que en Venezuela.

Pero la situación es que si bien su gobierno no se ha atrevido a aumentar la gasolina ni ha implementado mecanismos para un aumento gradual y justo del combustible que no afecte a los mas vulnerables, tampoco ha desarrollado controles efectivos para evitar el contrabando. Asi, vemos como hoy se implementa un mecanismo de racionamiento para el consumidor ordinario, para el ciudadano común que utiliza el combustible para satisfacer su necesidad de movilización y no con fines de lucro, pero no implementa controles para evitar que nuestra gasolina traspase nuestra frontera de manera irregular, que es precisamente el hecho que configura y materializa como tal el delito de contrabando. Y sobre esto hay que ser muy serio y responsable señor Presidente y reconocer que si nuestro combustible pasa a territorio colombiano lo hace a través de esa frontera que nuestra FANB tiene la obligación de resguardar y controlar para evitar que allí se comentan ilícitos contra nuestra soberanía y en detrimento de nuestros intereses.

Que existe un grupo de irregulares que se encargan de obtener el combustible para traficarlos, es cierto, pero esta gente no teletransporta la gasolina, la gasolina pasa a través de nuestros propios puntos de control fronterizo, atraviesa mas de tres municipios y uno de nuestros principales ríos y nuestras autoridades en lugar de detenerlos y sancionarlos conforme a la Ley, guardan silencio cómplice en contravención a esa soberanía que juraron defender. Las razones, pues no esta en mi decirlas, pero me permitiría preguntarle a usted Sr. Presidente y Comandante en jefe de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana si sus componentes son cómplices de estas mafias o simplemente no están en capacidad de proteger y controlar lo que ocurre en nuestra frontera, porque de otro modo no se explica que ocurran tantas irregularidades y no le pongan coto. Peor aun, es injusto que se intente evadir la responsabilidad de atacar a fondo el problema racionando el consumo de combustible al usuario común que no se lucra de la venta ilegal de combustible, mientras se le rinde honores a una FANB que incumpliendo sus funciones permite que nuestro combustible sea comercializado de manera ilegal e impune hacia los países con los que limitamos.

El ciudadano común señor Presidente, ese al que usted hoy expone a largas colas para instalar el chip, solo es un consumidor primario de combustible, de esos a los que a veces el carro los deja varados por no abastecer el tanque, esos que cuando mucho llenan su tanque con máximo 40 lts, esos no son los que llenan cientos de pipas de combustible para pasarlas al otro lado. El ciudadano común por el contrario, también se ve afectado por esos 8mil millones de litros que ilegalmente extraen de nuestro territorio para ser vendido a Colombia.

Lo que se critica señor Presidente es que usted o su gobierno o ambos, le hagan creer al pueblo que el contrabando de gasolina se va acabar con la implementación del chip, cuando la realidad es que lo único que controlará el chip es el consumo interno, porque las gandolas que salen de bajo grande a esas nadie las controla, porque las cientos de pipas de combustible que pasan a Colombia nadie las detiene y mientras a esto no se le ponga control, usted, su gobierno, los venezolanos, los contrabandistas y yo, sabemos que ese negocio no tendrá fin. Entretanto el gobierno busca minimizar los efectos negativos de la extracción ilegal y el déficit que genera, racionando y controlando el consumo a quien la adquiere legalmente.

De modo señor Presidente que no se trata de un capricho o que los zulianos seamos una sociedad de cómplices, simplemente se trata de que no puede ser que se implemente un mecanismo de control a los ciudadanos mientras no se hace absolutamente nada para sancionar o al menos neutralizar a los verdaderos responsables del contrabando que tanto usted, como su gobierno y los propios ciudadanos sabemos quienes son. No es posible que nuestras fronteras sigan siendo escenario de libre transito de irregulares y que en ella la impunidad campee en detrimento de los intereses del país, no puede ser señor presidente que si su gobierno invierte tanto presupuesto en comprar armas para dotar a las FANB, estas al menos deben ser capaces de poner orden en nuestra frontera y si, usted dirá que el problema del contrabando data de décadas atrás y ciertamente así es, pero también lo es que era de esperarse que un Gobierno de corte militarista, presidido por un ciudadano con formación castrense y que invierte la mayor parte de su presupuesto en armas tuviera el coraje de sentar al menos un precedente de respeto a nuestra integridad territorial porque si hablamos de soberanía, esta debe comenzar por tener y aplicar nuestra autoridad para resguardar nuestro territorio y para evitar que nuestra frontera se conviertan en un territorio libre para la comisión de irregularidades y donde la impunidad galopante y solapada por nuestras propias fuerza nos haga vulnerables como país frente al resto del mundo.

Si usted quiere controlar el consumo interno de combustible pues dígaselo a la gente, háblele de frente y con la verdad, eso si, de ser asi este mecanismo debería implementarse a nivel nacional y sin excepciones, en atención al principio de igualdad que plantea nuestra carta magna, pues de lo contrario estaría consumada la advertencia de quienes han señalado que esta medida es discriminatoria hacia un determinado sector o población del país. Pero, si realmente lo que quiere es acabar con el contrabando en la frontera, no solo de combustible sino con otros productos de consumo interno que también son trasladados a Colombia ilegalmente y de los que usted debe tener conocimiento pleno, pues comience por controlar el sistema de distribución, crear un mecanismo efectivo que permita hacer un seguimiento continuo del proceso de distribución de combustible desde que sale hasta que llega a las bombas de gasolina. Imponga mecanismos efectivos para detectar y sancionar a quienes son responsables del destino de todo el combustible que producimos, si se pierde un litro de gasolina sin ser justificado debidamente alguien debe responder no solo administrativamente sino también penalmente, no se puede esperar que se pierdan miles de litros diarios o toneladas o millones de litros par tomar acciones de control cuando lo que se debe es tomar medidas contundentes para sancionar a quienes se lucran ilícitamente de un producto que nos pertenece a todos los venezolanos.

De modo señor presidente, que asi como yo lo veo, para los zulianos el asunto va mas alla de un chip, de una larga cola e incluso de una medida discriminatoria, lo que realmente molesta es que nos subestimen y que traten de insultar nuestra inteligencia haciéndonos creer que con esta medida se pondrá fin a un delito que beneficia a unos pocos y que afecta a todos los venezolanos sin distinción, (porque cada litro que se pierde nos pertenece) y que además se pretenda que seamos nosotros los que demos la cara y paguemos las consecuencias por la inacción de su gobierno y de sus FANB ante una función básica y elemental como lo es proteger nuestro patrimonio, nuestros intereses, nuestro territorio y nuestra soberanía.

Hasta aquí espero haber respondido al menos la primera de sus interrogantes…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: