SOY BIPOLAR O SOMOS UNA VENEZUELA BIPOLAR?

Algunos se pregunta si he sido diagnosticada clínicamente Bipolar, realmente no, lo cual no quiere decir que no lo sea, simplemente jamás he tenido  interés en saberlo. De modo que el nombre de mi blog y por ende el de mis cuentas en redes sociales no responde a una patología clínica sino mas bien a una condición estrictamente política.

Para nadie es un secreto la clara y evidente polarización política que ha reinado en Venezuela, dos aceras políticas que en un mismo país caminan hacia objetivos diferentes pero que confluyen en una misma idea colectiva pero silenciosa, ser un mejor país. De allí que en sus inicios Venezuela Bipolar o @VzlaBipolar asumiera como premisa la tolerancia y el respeto.  La tolerancia y el respeto como medio y como fin, la tolerancia suficiente que me permitiera establecer un puente (imaginario) con la otra acera, un puente que me permitiera dialogar y conocer sus puntos de vista y determinar si en efecto teníamos intereses o en su defecto características comunes. Y el respeto como condición, para interpretar esa realidad vecina, difíciles de asumir ambas (la tolerancia y el respeto) ante una cotidianidad tan compleja.

Tratar de adaptar la  condición bipolar al escenario político pudiera resultar para algunos algo divertido, pero para otros o al menos en mi caso particular,  fue en inicio, solo una forma de interpretar el país en el que vivo y bajo las circunstancias políticas que atraviesa. El resultado: en efecto somos un país bipolar, victima de una bipolaridad que va mas allá de dos aceras confrontadas o de una polarización política, una bipolaridad que se manifiesta en nuestro día a día y en la forma como asumimos nuestras posiciones.

Una de las cosas que caracterizan el trastorno bipolar (el clínico) es la marcada tendencia a cambiar drásticamente de un estado de ánimo a otro sin razón aparente.  Si traspolamos esta definición a nuestra realidad política, bien podríamos decir que somos un país  que interpretando su realidad diaria desde la acera en que se encuentran, terminan asumiendo conductas muy “bipolares” que los llevan a caer en contradicciones, visiones confrontadas, doble moral, doble discurso o simple incoherencia. Un país que se queja y se indigna con el odio y la violencia, pero que al cabo de horas son capaces de celebrar la muerte o deseársela a quien no les simpatice, un país donde convierten en héroe, perseguido político y hasta en candidato a quienes alguna vez señalaron de ladrones y corruptos solo porque se cambian de acera. Un país que reacciona de manera distinta ante situaciones que guardan gran similitud. Un país que hoy justifica lo que hace décadas rechazó. No pues, un país capaz de defender con la mayor convicción posible sus ideas más volátiles.  Un país que pasa de un discurso a otro en medio de radicalismos que a veces hasta pierden sentido. Somos un país tan bipolar que en medio del mayor ingreso petrolero e incluso de unos indicadores de pobreza favorables y en disminución, vemos como a diario mueren las esperanzas de muchos y se ahogan las aspiraciones de otros, mientras a la par otros obtienen las oportunidades que años atrás les fueron negadas. Esa es sin duda mi idea de mi Venezuela Bipolar, una Venezuela Bipolar capaz de pasar de la alegría al llanto, de la esperanza a la decepción, del amor al odio, de la admiración a la indignación, del optimismo al pesimismo, y de buenos a malos en un abrir y cerrar de ojos.

En definitiva, el punto no es ser o no Bipolar…el punto es hoy mas que nunca vivimos en una Venezuela Bipolar..

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: