Aquí divagando sobre la Revolución…

Es lamentable el matiz panfletario que le dan algunos chavistas a la REVOLUCIÓN desvirtuando con sus actos la esencia y razón de ser que esta palabra encierra.  El Che decía que ser joven y no ser revolucionario era una contradicción…yo le agregaría, decirse revolucionario y no serlo es un insulto.

En estos últimos años he tenido la suerte de conocer a muchos adeptos del oficialismo, de los cuales puedo decir que gran parte de ellos son verdaderos y dignos revolucionarios aun mas allá de las circunstancias e incluso de los desaciertos de la gestión de gobierno de la cual son parte.  Escucharlos hablar de la Revolución y de lo que representa para ellos es realmente inspirador, sin embargo cuando te topas con la realidad, cuando confrontas a quienes están llamados a hacer la revolución, te das cuenta que estos siendo mayoría están muy lejos de lo que implica ser un verdadero Revolucionario y por ende al ser mayoría guían a este proceso hacia un abismo muy lejano a lo que ha de ser un verdadera revolución. Una revolución de verdad implica una profunda transformación, ante todo de la conciencia, porque al fin y al cabo son los hombres y mujeres, el pueblo con conciencia revolucionaria los llamados a hacer la Revolución. La revolución no será mas que el reflejo de la conciencia de quienes la hacen y es por ello que al revisar nuestra realidad, la realidad de lo que muchos llaman revolución, me atrevo a decir que aun están muy lejos de ella, por no decir que ni siquiera la han comenzado.

Que toda Revolución toma su tiempo, si, es cierto, pero  que en 13años en lugar de desmontar los vicios de la cultura capitalista y burguesa que tanto daño nos hizo la hayan fortalecido es un pecado que ninguna revolución digna puede permitirse.  Como también fue un pecado dejar en manos del tiempo lo que sus hombres han debido asumir como prioridad absoluta en la construcción de un nuevo orden social. Una revolución cuyos hombres flaquean ante los vicios mas despreciables de la humanidad no es mas que un adefesio, porque la revolución no es una bandera ni un proceso que hace por si solo, una revolución es un proceso que deriva del trabajo colectivo y en función del colectivo, pero sobretodo que se fundamenta en una serie de principios y valores que lejos de ser individuales deben asumirse como norma rectora.

Una revolución que nos conduzca a la construcción de un modelo socialista es para muchos el camino hacia la salvación de la especie humana y quienes así lo asumen realmente lo hacen con plena convicción de los sacrificios y esfuerzos que ello amerita.  Sin embargo, desafortunadamente estos hombres y mujeres con verdadera conciencia del deber revolucionario son una escasa y excepcional minoría en un país donde la “mayoría” que gobierna solo se dice Revolucionaria sin serlo.  Mientras estos pocos se debaten en una lucha ideológica por salvar a la humanidad, los otros, libran una verdadera lucha sin cuartel por mantener el poder y los privilegios que ella les brinda.  mientras unos pocos apuestan a hacer la revolución, otros simplemente se sirven de ella y la usan como medio para enriquecerse.  Otros la defiende de la manera mas vil en franca contradicción de lo que de ha ser la defensa de una revolución digna.

Algunos me dicen que el proceso va decantando hacia lo que debe ser, desafortunadamente, han pasado 13años y pareciera que están comenzando de cero.  Pareciera que es apenas ahora, que quienes están al frente del proceso comienzan a tener verdadera idea de lo que es una  revolución, pareciera que es ahora cuando algunos comienzan a entender como se construye una revolución…Pero han pasado 13 años, en los cuales solo ellos parecen haber tomado conciencia, 13 años en los que un pueblo ávido de respuesta ha dejado de creer en frases panfletarias y exige hechos concretos, 13años que se han ido en palabras, insultos y confrontaciones pero en los que no se ha sembrado verdadera conciencia revolucionaria, 13años de frases  y consignas revolucionarias que como decía Lenin al referirse a los “verbalistas revolucionarios”, “consignas estimulantes, excelentes y embriagadoras, pero sin base que no guardaban relación con las circunstancias objetivas del momento”.

En fin en 13años vemos que hay muchos revolucionarios..poca conciencia revolucionaria y una revolución que se diluye entre las buenas intenciones de unos pocos y los vicios de muchos y me permito citar nuevamente a Lenin y su advertencia que al parecer estaba en letras pequeñas y escrito en arameo “que no se diga algún día que la frase revolucionaria, sobre la lucha revolucionaria, perdió a la revolución”

  1. Excelentes reflexiones. Valio la pena leerlo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: