LO QUE NO SE DIJO EN LA INTERPELACIÒN DEL MINISTRO EL AISSAMI (IV)

Durante la sesiòn se le hizo llegar a cada Diputado un obsequio, entre otras cosas, de parte de las Mujeres Privadas de Libertad, acciones como estas sin duda nos muestran una cara de la vida carcelaria que pocos llegan a conocer, quizàs deba el Ministro e incluso quienes apoyan a este proceso, enfocar sus esfuerzos en mostrar sus aciertos en lugar de ocuparse tanto en comparaciones estèriles con los desaciertos del pasado.

En este punto imposible obviar la intervenciòn del Diputado William Ojeda en cuanto a la participaciòn de la Orquesta Sinfònica Penitenciaria la cual calificò de “comiquitas”, vale decir, que conociendo la trayectoria de William Ojeda, no es de las personas que tienden a desmeritar los esfuerzos que se hagan en pro de los màs vulnerables, por lo què infiero que tal menciòn debiò ser obviada o tratada de otra manera, pues ciertamente aciertos como el de la Orquesta Sinfònica resultan mìnimos ante la cruda realidad de nuestro sistema penitenciario, como tambièn es mìnimo el porcentaje de la poblaciòn beneficiada.  No obstante, no se puede desmeritar el acierto, que por mìnimo que parezca tiene gran significaciòn para esa poblaciòn, al tiempo que sirve de estìmulo para que cada dìa dentro y fuera de las càrceles la poblaciòn privada de libertad sea vista como seres humanos, aùn màs allà de las razones que motivaron su reclusiòn. Quizàs el Diputado en su impotencia con la forma como se ha abordado el tema penitenciario, no advirtiò que sus señalamientos màs allà de llamar la atenciòn del Ministro fueron recibidos como una ofensa hacia ese grupo de mujeres que esa noche simplemente demostraron que el camino de la humanizaciòn si es viable aùn en un sistema penitenciario tan infrahumano como el nuestro.  Desestimar ese acierto no era el camino, reconocerlo era necesario, pero sobretodo increpar al Ministro para que explicara ¿Por què las polìticas de humanizaciòn adelantadas son tan lentas y sus efectos tan limitados en referencia a la poblaciòn penitenciaria?.   Otro aspecto que parecia quedar fuera del Debate y que el Ministro Tareck habilmente se jugò como la ùltima carta del dìa fue la presentaciòn del Proyecto de Còdigo Orgànico Penitenciario a consideraciòn de la AN, advirtiendo que ahora estaba en manos de ese òrgano legislativo la aprobaciòn del instrumento legal que enmarca la regulaciòn del àmbito penitenciario desde la perspectiva humanista. Cosa extraña, que nadie preguntò en el hemiciclo sobre la suerte del Còdigo Orgànico Penitenciario que estaba engavetado desde el 2005 y que se suponìa era la panacea que darìa soluciòn a la crisis carcelaria.

En fin pienso que sobre este tema se debiò hacer màs enfàsis puesto que el “desgobierno” que reina en nuestras càrceles no se limita a la situaciòn intramuros sino que hoy constituye una verdadera amenza a la ya bastante delicada y creciente situaciòn de inseguridad que vive el paìs.

Màs allà de èsto, en el marco de la interpelaciòn no hubo mucho espacio para la propuesta, si bien era necesario mostrar al paìs con cifras y hechos concretos la situaciòn real de nuestro Sistema Penitenciario, se desperdiciò un espacio importante para estimular el trabajo mancomunado de todos los factores polìticos, sociales y de gobierno que sin duda permitirìan abordar esta problemàtica de manera efectiva, entre todos y en beneficio de todos.

Màs allà de la situaciòn carcelaria y un punto importante que fue planteado en el Hemiciclo por el Diputado zuliano Alfredo Osorio, es lo referido a la impunidad.  Tema que sin duda exigìa ser abordado con mayor profundidad pero que dadas las limitaciones de tiempo sòlo se circunscribiò a la actuaciòn del Poder Judicial. Y es que efectivamente, ninguna Polìtica de Seguridad que adelante este Gobierno podrà lograr su fin ùltimo sin la participaciòn efectiva del Poder Judicial.  El tema de la seguridad va màs allà de las cifras, de las estadìsticas. Ciertamente, para “el gobierno, un sòlo muerto es demasiado” para una madre, un hijo muerto a manos del hampa lo es todo; para una familia un padre muerto en manos del hampa lo es todo…y para quienes lo han perdido todo, lo mìnimo que pueden esperar es justicia.

Desafortunadamente nuestro Poder Judicial  ha mostrado incapacidad, ineficiencia y falta de voluntad polìtica para abordar de manera efectiva su responsabilidad en el marco de la seguridad ciudadana.  De nada nos sirve tener una Policìa Cientìfica efectiva, si el Poder Judicial no està en condiciones de garantizar que los responsables de delito que son capturados sean juzgados y condenados conforme a la Ley y si no, preguntemos al Ministro, de las 150mil vidas que ha cobrado el hampa en nuestro país, ¿Cuàntos de sus responsables hoy estàn pagando condena?, debe el Ministro manejar cifras oficiales de ¿Cuàntos de los trasgresores de la Ley capturados por el CICPC durante el 2010 y puestos a la orden de tribunales han sido debidamente procesados y condenados?, pues la responsabilidad de su Despacho va màs allá de la captura, siendo la actuación judicial el eslabón esencial entre la acción policial y la acción penitenciaria que estàn bajo su responsabilidad.

Desafortundamente hoy, el Poder Judicial es en gran medida responsable de la impunidad reinante en todos los niveles y espacios, siendo èste uno de los principales factores que generan delincuencia, esa es una realidad,que como dirìa el Ministro, es como el Sol…no se puede esconder.  Al respecto, le preguntaría al Ministro, si hace el llamado a los Gobernadores y Alcaldes, de oposiciòn, para que se integren y colaboren en la ejecuciòn de los planes de seguridad adelantados por su Despacho ¿Por què hasta ahora no ha hecho un llamado contundente al Poder Judicial para que asuma de manera efectiva y eficiente su responsabilidad en el marco de la seguridad en aras de disminuir los niveles de impunidad que impiden concretar los avances en esta materia?  Seguramente, el Ministro habrìa salido al paso argumentando que existe la “autonomìa de los poderes” etc, etc, etc…pero estoy segura, que èl y muchos son conscientes de que la articulaciòn en materia de seguridad y ante una realidad como la nuestra debe darse desde todos y cada uno de los àmbitos.

Ya para finalizar, justo es reconocer los aciertos en el marco de las polìticas de seguridad adelantadas por el MPPIJ, en lo que se refire a la unificaciòn de criterios en materia policial, asì como lo referente a la orientaciòn humanista y preventiva que quiere darsele a èsta Polìtica.  Sin embargo, le dirìa al Ministro que la intenciòn y el compromiso ante una problemàtica como la de la Inseguridad, son apenas el primer paso para abordarlo, pues exige voluntad polìtica para lograr los fines propuestos, es necesario materializar ese compromiso a travès de acciones concretas y efectivas cuyos resultados comiencen a ser tangibles. Muchos sabemos y entendemos que la solución a este problema estructural no puede ser a corto plazo e igualmente estamos conscientes de sus avances, pero el ciudadano comùn, el que ya siente miedo de salir a la calle, la madre que no duerme hasta que sus hijos lleguen, esos que cada fin de semana estàn en una morgue buscando a un ser querido..esos necesitan respuesta, pero sobretodo necesitan la certeza de que su gobierno està haciendo algo…Al pueblo no se le rinde cuentas con una interpelación, ni con cifras o estadìsticas..al pueblo se le rinde cuenta con hechos, el efecto de su política se hará tangible cuando cambiemos la “Sensación de Inseguridad” por la “Certeza de Seguridad”, cuando el venezolano sienta que aùn màs allà de lo inevitable hay un gobierno, hay autoridades con voluntad para hacer Justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: