UN PAIS AL SUR DE LA FRONTERA…

Espero ansiosa poder ver el estreno de la ùltima pelicula de Oliver Stone, Un paìs al sur de la Frontera o Al sur de la Frontera, como se llame. He leido algunas referencias sobre la pelicula e incluso las declaraciones del cineasta quien cataloga a Hugo Chàvez de Heroe. Su documental està inspirado en el Presidente y su heroica gestiòn de Gobierno. Con lo meticuloso que siempre ha sido Stone con la producciòn de sus documentales no entiendo como pudo pasar por alto ciertos detallitos referenciales sobre nuestro paìs. De hecho, me temo que no visitò los barrios de los cerros Caraqueños, esos que parecen casitas de pesebre cuando uno va saliendo del aeropuerto, supongo que creyò que eran parte de la decoraciòn nocturna de la ciudad. Supongo tambièn que olvidò visitar la morgue de Caracas, al menos una de las tantas morgues abarrotadas que hay en el paìs, allì seguro se habrìa encontarado a màs de una centena de familiares reclamando los cadaveres de sus seres queridos, de seguro esas entrevista le habrìan dado el toque de dramatismo semejante al que utilizò en su pelicula Platoon, al fin y al cabo la lista de muertos en Venezuela se equipara cuantitativa y cualitativamente a un parte de guerra. Que làstima que no se dio un paseito por Petare o por los bloques del 23 de enero, de seguro le habrian resultado muy pintorescos los tiroteos, enfrentamientos y atracos que ya forman parte de la rutina nacional. En fin, no se que se proponìa Stone con su Documental, pero segura estoy que no es precisamente hacer un homenaje a la realidad venezolana, para èl, un productor norteamericano, premiado por la academia y con fama mundial, ese paìs al sur de la frontera es un lugar pacifico, gobernado por un heroe nacional, valiente, que se atreviò a enfrentar al gran tìo Sam y de insultar ante la ONU al mismisimo Bush. Pues estamos seguros que desde el Balcòn de Miraflores, ni desde la Suite del Marriot se alcanza a ver la otra Venezuela…” Sin embargo, yo, como muchos venezolanos, nacidos en esta tierra durante la cuarta repùblica y que intentamos sobrevivir a esta quinta, tenemos una visiòn distinta de ese paìs y de ese señor que se refleja en su documental. Pues estamos seguros que desde el Balcòn de Miraflores, ni desde la Suite del Marriot se alcanza a ver la verdadera Venezuela. Desde allì no puede ver en lo que se ha convertido nuestra sociedad vìctima de la violencia desmedida, una violencia que ha llegado hasta el ùltimo rincòn de este paìs, desde allì no se ven las càrceles que parecen mas fosas comunes, desde donde los presos manejan las grandes mafias de este paìs, desde allì no se escucha el llanto de cientos de madres que dìa a dìa pierden a sus hijos en manos de la delincuencia, desde allì no se escucha el estòmago de los venezolanos que no tienen que comer, desde allì no se escucha el clamor de los jòvenes por mantener viva sus esperanzas en un futuro mejor, desde allì sòlo escucharà a Mario Silva, pero de seguro no podrà ver a los cientos de periodistas criminalizados por hacer su trabajo, tampoco podrà ver como se manifiesta en Venezuela la Libertad de Expresiòn,  ni se ven los millones de niños que no reciben una educaciòn adecuada, ni se ven las millones de familias que no tienen aun una vivienda digna, ni tampoco se pueden ver las grandes concentraciones y marchas de los millones de venezolanos que le exigen a “su Heroe” que gobierne para todos, que se ocupe de resolver los problemas de Venezuela y que nos permita vivir en en paz.
Que hombre tan valiente fue ese que en la ONU insultò a George Bush y retò al FMI, ojalà tuviera la misma valentia y utilizarà su cartilla de insultos y amenazas para retar a los delincuentes venezolanos, que no son los de la oposiciòn, no, porque no es Rosales,  ni los periodistas, ni los estudiantes, los que salen a robar y a matar dìa a dìa. No se cual sea el problema de Stone con Bush y tampoco me importa, porque es su problema y de los norteamericanos, pero quien quiera que desee intervenir en los nuestros y opinar sobre nuestro paìs, al menos deberà tener la decencia de conocer nuestra realidad, la realidad de 27 millones de venezolanos y no sòlo la versiòn limitada de un gobierno que dice solo lo que le conviene. No se que parte de este paìs fue la que Stone viò al sur de la frontera, pero el paìs que yo veo y que vivo a diario, es un paìs dividido y enfrentado por razones polìticas, es tambièn un paìs en el que a pesar de la divisiòn, todos tratan de sobrevivir a la delincuencia porque no tiene un gobierno que la enfrente, un paìs cuyo gobierno es muy eficaz para aplicar todo el peso de la Ley para  satanizar a quienes pensamos distintos, pero que curiosamente se vuelve inutil, ineficiente e indiferente ante los homicidas, ladrones, sicarios, narcotraficantes, etc, es un paìs cuya riqueza es proporcional a su miseria en todas sus formas, es un paìs que mantiene una constante lucha entre lo que recibe y lo que realmente merece, que trata de no dejarse arropar por la desidia de sus gobernantes, que se opone con coraje a los atropellos y que se niega rotundamente a renunciar a su derecho de seguir luchando por una Venezuela digna, libre, unida y democràtica. Èste es el verdadero paìs al sur de la forntera, quizàs no es el que ve Stone, pero sin duda es el paìs en el que vivimos hoy dìa 27 millones de venezolanos.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: