UNA VERDAD DE LA QUE NADIE HABLA…

Hace unos días alguien me decia que estaba reaccionando…esto me hizo reflexionar un poco sobre algunas cosas en las que a veces prefiero no pensar pero que es necesario no perderlas de vista. Yo soy una persona muy clara en mis convicciones aunque para algunos parezca muy volatil. En mis 30 años de vida me ha tocado vivir ciertas cosas para las que obviamentee no me prepararon ni en el colegio ni en mi casa. La traición, la mentira y las decepciones no son materias que te enseñan en el colegio, mas bien son materia obligatoria en esa Universidad que llaman VIDA, ps estoy segura que esta trilogía forma parte de ella y que podemos encontrarla en cualquier etapa, en cualquier ambiente o en cualquier circunstancia. Es algo que supongo que a todos nos pasa, es una realidad a la que todos estamos expuestos, no es una experiencia nada agradable pero como todas nos deja sin duda algún aprendizaje y eso es lo importante.
Cuando uno es joven e idealista las cosas se sienten profundamente, las decepciones y los engaños, las traiciones y la maldad pueden llegar a destruirte o al menos es lo que una termina creyendo, pero ya luego si logras superarlo eso termina siendo solo un triste recuerdo.
Ya les había comentado en entradas anteriores sobre mi paso por la Universidad del Zulia, allí no me fue tan bien como esperaba, tuve la suerte de conocer a muchos estudiantes vinculados al movimiento estudiantil, desde los mas elitescos hasta los mas ultrosos, lo cierto de todo es que de aquella experiencia que tuvo sus partes gratas pero que a la vez fue bastante decepcionante tuve la oportunidad de conocer una parte de la naturaleza humana que hasta entonces desconocia, me di cuenta hasta donde podía llegar alguien para destruirte sólo por que no apoyas su candidatura, que eran capaces de meterse con tu familia o de destruir tu carrera sólo por que tus ideas interfieren con sus planes, en aquel entonces el desconcierto, la decepción y por que no decirlo, hasta el miedo, no me dejaron enfrentar esa situaciòn y preferí alejarme por que sentía que ese mundo no era para mi, pero la verdad agradezco a la vida haberme puesto allí y sobretodo el permitirme conocer a todas y cada una de las personas con las que allí me topé. Eso dejó un gran aprendizaje, bueno confieso que me tomó tiempo asimilarlo, pero finalmente entendí que esos son los obstáculos que siempre te vas a encontrar y que en la medida en que lo superes te pemitirá crecer y sobretodo te dará la fortaleza para seguir enfrentando nuevos obstáculos, supongo que ese aprendizaje ha sido mi mejor recurso para superar esos momentos dificiles que nos tocan a diario.
Cuando una persona decide involucrarse en este mundo tan algido como el de la politica debe hacerlo con la convicción de que las cosas no serán nada fáciles y que constantemente tus principios se verán sometidos a escrutinio y cuestionados incluso por ti mismo. Esto no es un condicionante exclusivo de un partido o un sector político, más si partimos de la idea de que se tratan de conglomerados de personas que aun cuando tengan un objetivo en común ello no obsta para que tengan ideas distintas y hasta opuestas entre sí. De repente estas personas puedan luchar unidas en contra de un mismo enemigo, pero ello no impide que internamente libren su propia lucha.
Hay que tener claro que entras en un mundo lleno de mentiras, un mundo donde estas expuesto a convertirte en un blanco de ataque, en un mundo donde no puedes confiar ni en tu sombra por que hasta esa te puede dar la espalda. Un mundo donde lo mas sabio y seguro será comprarte un perro para que cuide de ti, ps a medida que mas conozcas a las personas que te rodean mas vas a querer y a confiar en él. Un mundo donde hoy puedes ser el más protegido pero mañana puedes convertirte en el conejillo de indias…un mundo donde hoy todos comparten contigo la champaña del triunfo pero que al siguiente terminas bebiendo solo.Cuando uno entra al mundo de la politica debe tener presente que no se trata solo de un cargo donde puedes desarrollar tus habilidades gerenciales, o donde sales a hacer campaña como un vendedor sale a promocionar su producto, es tambien un abismo muy grande lleno de decepciones y mentiras, donde sobrevive el mas fuerte, donde aprendes a lidiar con la bajeza humana y los vicios, donde si la orden es destruirte no les importa la forma, donde a veces tus propios aliados te hunden en su afán por sobesalir o siplemente sobrevivir, donde perseguir el mismo fin no significa solidaridad, donde tu amigo de toda la vida se convierte en tu verdugo o donde aquel al que admirabas y respetabas de pronto se te cae del pedestal. Pero yo al menos, llegué a la conclusión de que el problema no son quienes te rodean sino nosotros mismos que sin razón e ingenuamente esperamos que los demás asuman determinadas conductas y eso es un grave error, sobretodo en la política, por que cada quien responde y actua conforme a sus convicciones, conforme a sus principios, conforme a su manera de ver las cosas, pero sobretodo conforme a sus intereses y esto desafortunamente es parte de lo que la politica encierra.
Obviamente cuando uno se expone a una situación como esa por primera vez causa un fuerte golpe moral, ya que uno equivocadamente espera que quienes te rodean actuen de la misma forma en que uno mismo lo haría y es alli donde nacen esos sentimientos que a veces nos hacen dudar, que de pronto nos hace cuestionarnos sobre si lo que hacemos vale realmente la pena. Pero ya luego que aprendes la lección entiendes que lo mejor es no esperar nada de nadie y solo contar contigo mismo para evitar decepciones.
La politica es como elipsir peligroso, es una como una droga de la que puedes disfrutar un determinado momento, pero cuyo efecto suele pasar y dejarte un sabor amargo, la politica te da poder, poder que no es gratuito y que te obliga a sacrificar cosas que a veces resultan mas valiosas aun sin darnos cuenta, el poder te da prestigio, te da seguridad, te da riqueza, pero el poder no dura toda la vida, y cuando se va se lleva todo lo que te dio y hasta aquello que sacrificaste. Por eso pienso que uno no debe hacer las cosas por otros o por complacer a otros, sino por si mismo, suena egoista si, pero eso nos evita decepciones y desengaños. Quizás algunos piensen que eres un tonto útil o un “pendejo”, pero mientras uno tenga la conviccion de que lo que haces lo haces por que te nace hacerlo, mientras creas en las consignas que lances, mientras estes convencido de la verdad que propugnas, mientras no te dejes imponer ideas que no compartes, ni puedan obligarte a asumir posiciones que te incomodan, podrás superar cualquier obstáculo pero sobretodo podrás sobrevivir en un mundo como el de la politica.
Quiera o no o aun sin habermelo propuesto, soy parte de este mundo, pero estoy muy clara en lo quiero y en el terreno que piso, pero sobretodo tengo claro a lo que me expongo, no hago las cosas por que otros me las imponen, ni siquiera por un sueldo, no tengo un bozal de arepas como decia mi amigo Ben, solo soy alguien que encontró en este mundo la oportunidad de hacer lo que le gusta. Obviamente esta es la cara oculta de la politica, esa que sólo conocen los que viven dentro de ella y a la que muchos le huyen aun sin conocerla…
Pero no todo es tan malo…en la próxima entrada les cometaré un poco acerca de las cosas buenas de la politica. Por que nada es tan bueno como para no tener un lado malo y nada es tan malo como para no tener un lado bueno..y creánme que la política no es la excepción de esta regla.

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: