VENEZUELA COMPAÑÌA ANÒNIMA…

Argumentaba Carlos Escarrà durante una entrevista matutina en VTV tratando de justificar la viabilidad de la reelección indefinida que la situación se asimilaba a la de un gerente de una compañía que se perpetúa en el poder eternamente.
Bueno supongo que un argumento tan absurdo solo puede aceptarlo un periodista de VTV, al fin y al cabo se deben a su público: los amigos chavistas.
Me permitiría aclararle algo al señor Escarrà, Venezuela no es una compañía, ni los venezolanos somos sus empleados, ni mucho menos. En una compañía efectivamente le pertenece a sus dueños y accionistas, los empleados están allí para cumplir la santa voluntad del patrono y si no le gusta se va y punto. Quizás pueda demandarlo por prestaciones o daños y perjuicios, pero hasta ahí, ps se trata de una contraprestación. Nosotros los venezolanos no somos empleados de nadie, ni nadie puede sacarnos de nuestro país. De modo que mal puede decirse que Venezuela es una compañía cuyo dueño puede perpetuarse eternamente en el poder.
Ahora bien, aun en el escenario que plantea el señor Escarrà, creo que las piezas están mal ubicadas, ps de ser Venezuela una compañía, Chávez no sería el dueño, en todo caso seriamos los venezolanos los accionistas absolutos y sólo una parte de esos accionistas decidió que Chávez fuera el designado para gerenciar esta compañía. Sin embargo ello no quiere decir que el fulano pueda subrogarse para si todo el poder sobre la empresa y autoproclamarse como dueño absoluto de la misma. Los Venezolanos no seriamos sus empleados de ningún modo sino sus superiores. En todo caso sus subordinados serian la cuerda de ineptos que hoy lo rodean y que esa parte de los accionistas permitió que trabajaran también en su compañía junto al gerente designado. Es decir, que el gerente designado por los accionistas tiene plena libertad para incluir al personal que le de la gana, no importa si son ineptos, incapaces o traidores, etc. Lo que importa es que presten su servicio y ya.
Èl nos puede joder la vida pero no puede despedirnos, pero nosotros si lo podemos despedir a èl, por incapaz, por torpe o por cualquier otra causa…
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: